Agentes especiales investigan la extraña muerte de un bebé de un año y medio de nacido, cuyo deceso se produjo cuando dormía en la casa de sus padres de la localidad de Engativá, en el noroccidente de Bogotá.

La madre del menor se dio cuenta que su hijo estaba decaído y de inmediato lo llevó a un centro hospitalario donde los médicos corroboraron su deceso.

Unidades de criminalística realizaron la diligencia de inspección para trasladar el pequeño cadáver a Medicina Legal.

Se cree que el niño pudo haber bronco aspirado mientras dormía con sus padres.

Por:

La Cariñosa

RELATED POST