ALERTA … Una pareja de borrachos, acompañada por un perro de raza Pitbull, cascó en las horas de la noche de éste domingo a un auxiliar bachiller de la policía que regresaba a su casa, luego de prestar su servicio de vigilancia.

El tipo y la vieja llevados de la rasca, se subieron al bus del Sistema Integrado de Transporte Público y al ver al muchacho vistiendo su uniforme se la montaron en el momento que el automotor rodaba por una de las calles de la localidad de Usaquén en el norte de Bogotá.

El coronel Yesid Ariza dijo a las Noticias de UNO que el jovencito para evitar líos decidió bajarse del SIPT pero también lo hizo la ebria pareja y fue en ese momento que lo encendieron a golpes en el paradero.

Gracias a la oportuna reacción de un cuadrante de la institución, los intolerantes tórtolos de 25 y 20 años de edad fueron retenidos, mientras el muchacho que presta su servicio resultó auxiliado.

RELATED POST