Las autoridades bosnias están investigando un presunto caso de canibalismo por parte de un hombre que asesinó y despedazó a su madre, confirmaron hoy fuentes de la Fiscalía del cantón Una-Sana, en el noroeste del país.

Esas fuentes confirmaron que el sospechoso mató a su madre, la despedazó y enterró los restos en varios lugares, pero se negaron a comentar la información publicada por el diario bosnio Avaz de que el presunto asesino se comió los restos de su madre, argumentando que la investigación continúa.

Según ese medio, el sospechoso, de 33 años, se entregó el pasado fin de semana a la Policía en Sarajevo y confesó que degolló a su madre, de 60 años, y que durante diez días fue cortando y comiendo trozos del cadáver.

Ese periódico cuenta que el supuesto asesino aseguró que cometió el crimen bajo la influencia de la magia negra y que unos seres desconocidos se lo ordenaron.

La Policía exploró el terreno con varias excavadoras y encontró los restos de la víctima.

La Fiscalía ha ordenado que se someta al sospechosos a un peritaje psiquiátrico, según Avaz.

El mismo medio de comunicación consultó a un reconocido psicólogo bosnio, Cedomir Novakovic, sobre este caso. El especialista aseguró que que nunca se había encontrado con un caso de canibalismo en su carrera.

 “El canibalismo es un fenómeno raro en esta región, y en este caso particular, la suposición es que fue cometido debido a alucinaciones severas.  La primera explicación sería que esta persona ha sufrido o sufrido un trastorno psiquiátrico durante muchos años. En nuestra cultura, cada problema psíquico se esfuerza por esconderse, y finalmente se intensifica. Otro factor podría ser la influencia de algunos agentes alucinógenos que causan psicosis, y que pueden causar gran violencia. Aquí, en este caso se puede determinar quizá una obsesión por su madre que lo llevó al extremo de amarla para luego odiarla”, explicó Novakovic.

Fuente Sistema Integrado Digital y EFE

RELATED POST