El inglés Steven Tartt, de 32 años de edad, le está exigiendo a la agencia TUI una compensación, luego que el pasado mes de junio le salvara la vida a dos menores de seis y siete años que se estaban ahogando en la piscina de un hotel en Menorca (España).

En aquella ocasión el hombre se encontraba descansando al lado de la piscina, cuando observó que un par de niños luchaban pasa salvar su vida en medio del agua. Sin dudarlo se lanzó a la piscina y los puso a salvo, al ver que el socorrista del hotel no hacía nada y quien finalmente fue despedido.

“Estaba poniéndome un poco de crema solar cuando vi a un niño y una niña luchando en el agua. Ella estaba tratando de ayudarlo y se estaba hundiendo. Sus cabezas se movían arriba y abajo, estaba mirando al socorrista que lo vio todo, pero no hizo nada”, dijo en su momento Steven Tartt. 

Meses después, el turista afirmó estar sufriendo problemas psicológicos y por ende pesadillas, en las que no logra llegar a tiempo de sacar a los niños del agua.

Ante ello el hotel le ofreció al valiente cliente el “apoyo más apropiado” que consiste en el “acceso gratuito a nuestro socio independiente, el Centro para la Psicología de Crisis (CCP)”, pero todo pareciera que los intereses de Tartt son otros. 

Sin embargo, según informa el portal El Mundo, la agencia TUI  se han negado a pagarle al turista la compensación que pide, pues consideran que el haber salvado a los niños se trató de una decisión individual que nada tiene que ver con los servicios que contrató con ellos.

Fuente Sistema Integrado Digital

RELATED POST