Tomando cerveza y jugando a la ruleta rusa, un hombre se quitó la vida cuando se encontraba con unos amigos en una calle del barrio El Portal en la localidad de Usme en el sur de Bogotá.

Yubert Ortega de 31 años, según allegados, era un ciudadano muy trabajador y ‘buena papa’ que la iba bien con todo el mundo y por eso no se explican porque hizo semejante cosa.

En las últimas horas y aprovechando la euforia de los ‘panas’, Yubert tomó un viejo revólver, puso una bala en el tambor, lo hizo girar y al ponérselo en la sien, accionó el gatillo con tan mala fortuna que la bala salió para incrustarse en el cráneo.

Por:

La Cariñosa

RELATED POST