El pasado viernes, un mexicano identificado como Álvaro Ojeda, publicó en su Facebook un video que indignó a muchas personas al ver a un supuesto turista arrojar ácido muriático cerca de una niña indígena.

En las imágenes se ve a una niña, de aproximadamente diez años, sentada en la acera de una calle. De la nada aparece un hombre mayor, quien, con la intensión de correr a la menor, comienza a arrojar ácido en el suelo obligándola a levantarse y así evitar ser quemada por el peligroso químico.

Incluso después que se fuera, continuó vaciando la botella en el lugar, para asegurarse que no regresara.

Ojeda reseñó junto al video: “Cómo hay gente tan mala y cruel. Mi primo grabó este video cerca de su trabajo en Cancún. Desde mi punto de vista, le hubiera dado un puntapié a este señor”.

De inmediato las críticas no se hicieron esperar, y algunos usuarios de la red social aseguraron que también fueron testigos del deplorable hecho, otros comentaron que el hombre canoso no era un turista, si no el dueño de una tienda ubicada a pocos metros de donde se encontraba ubicada la menor.

Por su parte, Rosa María Márquez, presidenta del Colectivo Red por la Equidad y lo Derechos Humanos de México, exigió a las autoridades competentes investigar el caso para sancionar al agresor.

Fuente Sistema Integral Digital

RELATED POST