Mikhail Khachaturyan, un ruso de 57 años fue asesinado por sus tres hijas tras años de abusos sexual y maltratos físicos.

Kristina, de 19 años, Angelina, de 18 y María, de 17, fueron detenidas por asesinato en Moscú después de apuñalear hasta la muerte a su padre dentro del edificio donde vivían.

Las hermanas alegaron que el día del ataque él las había amenazado con un cuchillo y una de ellas logró quitárselo y lo apuñaló mientras los demás se unían.

El cuerpo ensangrentado de Mikhail fue encontrado por la policía quien de inmediato detuvo a las tres chicas quienes confesaron el asesinato. Kristina les aseguró a las autoridades que por mucho tiempo su papá las había violado y, además, las sometía a maltratos físicos y psicológicos.

Los medios locales informaron que las jóvenes mujeres relataron que una vez el hombre les pidió que cepillaran a su perro, y después las obligó a comerse el pelo del animal mientras él miraba.  

Durante las investigaciones, las autoridades descubrieron que Khachaturyan había puesto cámaras en la casa para así vigilar desde la distancia a sus hijas cuando él no estaba.  

Algunos testigos aseguraron que estaban al tanto que una de las mujeres había sido violada por él y que normalmente las golpeaba y amenazaba. Un vecino dijo que el hombre era un criminal y pertenecía a la mafia.  

Al parecer dicho abusos inició cuando las jóvenes aún eran unas niñas y la madre de ellas escapó por miedo a ser asesinada. También se conoció que una de las hermanas intentó suicidarse.

Las investigaciones aún continúan, y si las hermanas llegan a ser condenadas, enfrentan entre diez y 15 años tras las rejas. 

Fuente Sistema Integrado Digital

RELATED POST