Muy consternados se encuentran los familiares de un recluso bogotano que pagaba una condena en la Cárcel Las Heliconias de Florencia en el departamento del Caquetá en el sur del país, el cual murió quemado dentro de la celda 32 del patio seis.

Miguel Pineda, hermano de la víctima, identificada como Joan Sebastián Pineda Moreno, denunció en Radio Uno de RCN que, a su ser querido, padre de una pequeña niña, lo quemaron vivo y lo peor de todo es que las autoridades penitenciarias no se han manifestado al respecto.

El señor Pineda, comentó en el Noticiero de Uno que Joan Sebastián cometió el robo de un celular y por eso lo enviaron a la Picota y sin explicación alguna lo mandaron hace dos meses a Las Heliconias para que pagara una pena de 11 años, sin darle aviso a su familia.

Por:

La Cariñosa

RELATED POST