Un exseminarista chileno que no quiso ser identificado por miedo y vergüenza, contó su terrible historia de abuso sexual al medio Radio Bio Bio Chile.

El hombre de aproximadamente 34 años aseguró haber sido violado cuando tenía 18 años por el cura de Hualqui, Reinaldo Méndez Sánchez, quien actualmente está siendo investigado por otro caso de abuso.

La víctima explicó que ese desgarrador momento inició cuando él aceptó acompañar al sacerdote a un paseo junto con un grupo de niños. El exseminarista debía hacerse cargo de los menores y estar pendiente de lo que hacían y sus cuidados, por lo que le parecía extraño que el párroco a cargo del paseo le insistía en que los dejara solos.

Según cuenta el hombre, Méndez le dijo con autoridad que debía dormir en la casa parroquial con él, por lo que el para entonces joven, le contestó que él debía dormir con los pequeños, pero el cura le insistió.

Al ingresar a la casa, el padre lo invitó a una sala para beber unos tragos. “Yo no bebía alcohol, no fumaba y aún así él me insiste en que tengo que hacerlo. En esa insistencia autoritaria lo hice. A la segunda copa yo no me sentía bien, pedí permiso, fui al baño, la tercera copa estaba servida… No me acuerdo nada más”.

El exseminarista recuerda que despertó a las 5 de la mañana y se encontró acostado en la misma cama con el sacerdote, que yacía completamente desnudo a su lado. “Al verlo allí, de inmediato me levanté y fue al baño. Me dolía mucho el estómago. Cuando regresé él ya no estaba, se había ido de la casa”.

Tras esa lamentable vivencia, el hombre afirma que en varias oportunidades atentó contra su vida, por lo que desde entonces asiste a consultas con psiquiatras para manejar la angustia que se apodera de él cuando recuerda ese episodio.

Cuando le preguntaron si aún sigue siendo católico, el hombre aseguró que sí, pero a su manera. “Voy a misa cuando quiero, rezo cuando quiero, la iglesia a mí en lo personal no me da pie para confiar, no me da ninguna certeza de que lo que voy a estar recibiendo va a ser de una persona sana de mente y de corazón. Sigo siendo católico, pero a mi manera”.

Fuente Sistema Integrado Digital

RELATED POST