Un exsacerdote acusado de abusar sexualmente de varios niños consiguió un trabajo en Walt Disney World aparentemente después de recibir una referencia positiva de su diócesis de Pensilvania, según un informe publicado por un gran jurado que se encuentra tras el caso de los 300 curas pederastas.  

Edward Ganster, un residente de Winter Garden que murió a los 71 años en 2014 trabajó en Disney durante 15 años conduciendo el tren en el Magic Kingdom.

Ganster fue acusado de acariciar a un monaguillo de 14 años a fines de la década de los 70.  Según el informe exhaustivo presentado por el gran jurado, indica que las diócesis de Pensilvania cubrieron el abuso sexual infantil a más de mil víctimas por parte de los religiosos.

“En una ocasión, Ganster arrastró al niño por el suelo de la sala de estar, tirando de él por la ropa interior. Ganster también golpeó a la víctima repetidamente, una vez con una cruz de metal“, indica el informe.

Edward inició su vida religiosa en el año 1971 como pastor asistente. En 1990 solicitó la liberación del sacerdocio porque se iba a casar.  

Durante la investigación, se conoció que el exsacerdote le pidió a la Diócesis una carta de recomendación para poder trabajar en Walt Disney World, parque temático dirigido principalmente a niños, la cual fue concedida.

Además de trabajar en el parque, Ganster junto a su esposa crearon un grupo sin fines de lucro para condecorar a los bomberos, policías, personal de primeros auxilios y funcionarios de prisiones por su labor, siendo elogiados por la comunidad.

Son verdaderos patriotas, verdaderos patriotas estadounidenses”, dijo el alguacil del condado de Orange, Jerry Demings, en el obituario de padre acusado de pedofilia.

Según el gran jurado, las víctimas de Edward Ganster eran jóvenes entre los 12 y 15 años de edad, quienes aseguraron fueron violados, lastimados y amenazados.

  Fuente Sistema Integrado Digital

RELATED POST