Los habitantes de la capital del país están experimentando por estos días un frío inusual para la temporada de mitad de año. Expertos responden qué está pasando.

A muchos habitantes de la sabana se les hace raro sentir tanto frío en pleno mes de julio, que de acuerdo con las estadísticas climatológicas registra normalmente cielos despejados y días muy soleados.

“Hay momentos en los que se experimenta un helaje que parece quemar la piel”, dicen unos. “Cuando cae la tarde, a eso de la 5:00 o 6:00 p.m., es peor”, comentan otros.

¿Hay algo en la capital colombiana que no obedece al comportamiento histórico del clima típico de mitad de año?, se preguntan muchos.

NoticiasRCN.com consultó al Instituto de Hidrología, Meteorología e Investigaciones Ambientales, Ideam, para indagar el porqué del frío tan intenso en la ciudad de Bogotá que obliga a abrigarse más de la cuenta y a extremar los cuidados ante un eventual contagio con virus gripales en niños y adultos.

Tatiana Rodríguez, meteoróloga del área de pronósticos, explica que se trata de una sensación térmica, condicionada por los vientos y la humedad relativa que se registra en Bogotá.

Se entiende por sensación térmica la respuesta que el cuerpo humano genera al cambio de las condiciones ambientales y estas están determinadas por variables como la humedad, la radiación solar, los vientos y hasta el mismo cuerpo de la persona.

“No es que la temperatura esté más baja de lo normal, pues el promedio oscila entre los 10 grados Celsius mínimo y 20 grados Celsius máximo, lo que para esta época del año es normal. Lo que sí han llegado antes de lo esperado son los vientos típicos de agosto, el mes de las cometas, y eso hace que la gente experimente una percepción de mayor frío que lo habitual”, añade la experta.

Que el cielo haya estado cubierto algunos días de julio también incide en esta sensación de estar viviendo temperaturas “algo invernales”.

¿Por qué llegaron los vientos de agosto antes de tiempo?

Diego Suárez, otro de los meteorólogos del Ideam, asegura que un patrón de vientos provenientes de Casanare y Meta avanza hacia Cundinamarca y por ende afecta a la capital. Los reportes del Aeropuerto El Dorado evidencian vientos de entre 16 y 30 kilómetros por hora procedentes de los Cerros con dirección al occidente de la ciudad. Por lo cual una persona de a pie que sale a la calle interpreta que hace más frío de lo normal.

La meteoróloga Tatiana Rodríguez también aclara que una cosa es el calendario climatológico hecho por el hombre y otra la dinámica con la que el planeta actúa y regula su propio clima.

“Puede que la ocurrencia de algunos sistemas locales o de mayor complejidad como la confluencia de vientos alisios del norte con los del sur para la segunda época del año en esta parte del planeta, se anticipen o se retrasen y esto es completamente normal”, recalca.

Sí usted vive en Bogotá o va a viajar por estos días a la capital del país, se recomienda que debe tener su abrigo a la mano. El Ideam asegura que esta condición climatológica va a extenderse lo que resta de julio, todo agosto y al menos las dos primeras semanas de septiembre, porque después vendrán las lluvias.

NoticiasRCN.com

RELATED POST