Quien lo iba a pensar…

Unas jóvenes entraron a un acuario de Estados Unidos para ver a los delfines, pero sin pensarlo, una de ellas terminó siendo el centro de atracción para estos animales.

Haz click –> acá <– para ver el video

En el video se puede ver como uno de los delfines empieza a seguir los movimientos de la mujer y luego hasta sonríe encantado

Mira qué bonita la conexión creada entre los dos:

RELATED POST