Un presunto soldado activo de las fuerzas militares, se le corrió la teja y en las horas de la noche del pasado lunes, le prendió fuego a una peluquería ubicada en la localidad de Barrios Unidos de la capital del país.

Vecinos del barrio San Fernando le contaron a la policía que al parecer en el sitio se formó una riña intrafamiliar y de un momento a otro el militar le metió candela al salón de belleza, dejando chamuscados, secadores, rulos y tinturas.

Unidades del cuerpo oficial de bomberos de la ciudad arribaron en sus máquinas al sitio para apagar la conflagración, mientras agentes del orden se encargaron de apagar la furia del pirómano, el cual quedó a ordenes de un despacho de la Fiscalía general de la Nación.

Por:

La Cariñosa

RELATED POST