No es el primer caso en que aparecen cosas en la comida de un restaurante de comida rápida.

Hace unos días nos encontramos con una rata comiendo en un restaurante de Subway

Esta vez la sorpresa se la tuvo que llevar un niño de 4 años cuando abrió su cajita infantil de Burguer King y se encontró, en lugar un juguete, una pipa con marijhuana. El hecho ocurrió en Dundee, Estados Unidos.

Apenas se encontraron la ‘sorpresa’ el abulo del niño llamó a la policía que de inmediato inició la investigación e identificó un empleado de la hamburguesería como responsable.

Según dijo el empleado responsable del incidente, escondió la pipa dentro de la cajita mientras trabajaba, pero nunca con la intención de que algún cliente la encontrara.

El joven fue detenido y espera a que le imputen cargos por posesión de drogas.

RELATED POST