Falleció en la ciudad de Cúcuta Germán Restrepo Quintero, el supuesto religioso de la iglesia Jesús de la Buena Esperanza, acusado de múltiples casos de violencia sexual contra menores de edad, en la capital de Norte de Santander.    

Al momento de presentarse en la audiencia de Imputación de cargos y orden de captura, el controvertido sacerdote se desmayó ante la mirada de los asistentes a la sala, quienes en primer lugar aseguraron se trataría de un infarto.

Sin embargo, y según varios testigos, Quintero Restrepo, al momento de conocer la medida de aseguramiento dictada por un juez, ingirió un baso con agua y posteriormente cayó al suelo.

Pese a que fue trasladado de inmediato a la Clínica Santa Ana de la ciudad, los médicos no pudieron hacer nadad, ya que llegó sin signos vitales.

En en las instalaciones de Medicina Legal se adelantan el procedimiento de necropsia respectivo, para determinar las causa de su deceso, teniendo en cuenta que se presume que el religioso se habría envenenado en plena audiencia de imputación de cargos.   

El pasado 21 de mayo RCN Radio dio a conocer una investigación, tras una denuncia instaurada en la Fiscalía, en contra de Germán Restrepo Quintero, un hombre que haciéndose pasar por sacerdote, habría abusado sexualmente de varias niñas en Cúcuta, Norte de Santander.

RELATED POST