El CTI de la Fiscalía y la Policía Metropolitana de Neiva capturaron este miércoles a una pareja, por ser la presunta responsable del homicidio de un niño de seis años de edad, quien el fin de semana pasado ingresó sin signos vitales al Hospital de Canaima de la capital del Huila, con evidentes signos de maltrato.

Se trata del padrastro, identificado como Cristian Mauricio Serrano Lozada (de 30 años) y la madre Cenit Emilse Páez (de 32 años), detenidos por el delito de homicidio agravado y tortura, en el barrio Las Cristalinas.

La detención se dio en cumplimiento de una orden judicial emanada por el Juzgado Cuarto Penal Municipal, con funciones de control de garantías.

Según el dictamen de Medicina Legal, el menor Juan Sebastián Páez murió a causa de una insuficiencia respiratoria por trauma cerrado torácico-abdominal y politraumatismos consistentes con maltrato infantil.

Las hipótesis darían cuenta de que le propinaron una patada mientras el niño estaba en el suelo o lo arrojarían contra un objeto contundente, que le ocasionó rompimiento de costillas, y que ocasionó daños en sus pulmones y perforación en su corazón.

Las investigaciones preliminares revelan que el posible autor material sería el padrastro, quien tenía bajo su cuidado el día de los hechos a la víctima.

El ente acusador cuenta con testigos claves que señalan que ese día en la mañana, vieron cuando el niño salió tras su madre rogándole que lo llevara con ella a su trabajoella supuestamente no le prestó atención y lo devolvió a la casa donde dormía su pareja, con quien convivía de hacía nueve meses.

Poco después notaron cuando el hombre salió apurado en busca de la mujer, quien trabajaba a unas cuantas cuadras de la residencia; minutos después regresaron angustiados y luego ella salió con el niño en brazos pidiendo ayuda porque su hijo no respiraba.

Una vecina fue la encargada de llevarse al niño en una moto al centro asistencial, donde llegó además con un golpe en la cara y el labio hinchado. 

A esta hora, mientras se realizan los actos urgentes pertinentes para presentarlos ante un juez con funciones de control de garantías en la ciudad de Neiva, la Fiscalía también dio a conocer que según testimonios aportados a la investigación, el padrastro enfurecido bañaba al niño en el patio de la vivienda con una manguera, incluso con ropa, cuando no controlaba esfínteres, debido a un problema de colon que padecía el pequeño.

Fuente Sistema Integrado de Información

RELATED POST