Dos obreros murieron luego de ser alcanzados por una potente descarga eléctrica en el momento que realizaban trabajos locativos dentro de una vivienda del barrio Bosque Popular de la localidad de Engativá en el noroccidente de Bogotá.

El terrible caso ocurrió cuando Rafael Lugo Barbosa y Luis Alirio Pedraza instalaban una canaleta metálica en el tercer piso del predio ubicado en la carrera 69 N con calle 63 C, pero al rozar las líneas de media tensión recibieron el duro latigazo de 11 mil voltios.

Los cuerpos de Rafael y Luis Alirio, a quien conocían como ‘El Diablo’ quedaron prácticamente pegados a la estructura y fue necesaria la presencia de miembros del cuerpo oficial de bomberos para bajar los despojos mortales y entregarlos a unidades de criminalística, quienes los llevaron en la popular ‘Paletera’ a Medicina Legal.

Por:

La Cariñosa

RELATED POST