Delincuentes cascaron a un policía en la cabeza con la cacha de un revolver y todo por robarle la camioneta de la institución que estaba adscrita al esquema de seguridad de uno de los generales.

Según el  patrullero, un individuo se le acercó sigilosamente y le descargó el golpe por la ventanilla de la nave y al dejarlo ‘grogy’, lo bajó para luego llevársele el automotor.

El representante del orden vestido de civil, de inmediato dio aviso a sus superiores sobre el atraco y de inmediato se inició la búsqueda del automotor de placas  KGG 679.

RELATED POST