Carolina Cruz estará en los estrados judiciales debido a la falsa publicidad de una empresa de Fármaco que supuestamente ayuda a adelgazar y que está utilizando su imagen sin autorización.

Maxburn es el nombre del producto que estaba en el mercado colombia y engañaba a sus clientes diciendo que la presentadora del Canal RCN, había rebajado 7 kilos con su “fórmula innovadora”. Ante tantas preguntas sobre el producto que le empezaron a llegar a Carolina Cruz, empezó a investigar y autorizó a su abogado para emprender la acción legal.

La campaña que circulaba por internet, aseguraba que iban a bajar peso y eliminar grasas en poco tiempo. Carolina asegura que nunca ha probado el producto y que mucho menos ha utilizado recetas que no sean recomendadas por especialistas.

Ahora la batalla será ante la justicia que decidirá quién tiene la razón.

RELATED POST