Un supuesto fraile identificado como José Luis Aduen Uribe, fue capturado por la Policía Metropolitana, por estar señalado de explotación sexual con varios ciudadanos venezolanos que se encontraban en el barrio Los Andes, en el suroccidente de Barranquilla.

De acuerdo con las investigaciones adelantada por las autoridades, el supuesto sacerdote de la comunidad anglicana San Francisco de Asís tenía obligados a más de 20 venezolanos para que practicaran sexo frente a cámaras web. 

Este hombre, según las autoridades, intimidaba a sus víctimas diciéndoles que hicieran el trabajo a cambio de comida, o de lo contrario los denunciaba con Migración Colombia porque estaban de forma irregular.

Aduen Uribe fue llevado a audiencias preliminares donde el fiscal que lleva el caso le formuló cargos por los delitos de trata de personas y concierto para delinquir, pero este no los aceptó.

El fiscal reveló algunos detalles de como el supuesto fraile y otras cuatro personas más tenían el negocio de sexo por webcam en la que ganaban 50 millones de pesos mensuales aproximadamente. 

Además, indicó que una de las víctimas confesó que Aduen Uribe los obligaba a tocarse los órganos genitales 8 veces al día. 

De acuerdo con la comunidad anglicana, José Luis no aparece en los registros de la  religión, y el hábito no es igual a que visten los fraile de la comunidad.

 

Fuente Sistema Integrado de Información

RELATED POST