Agentes especiales de la Policía Metropolitana de Bogotá siguen tras el escondite de los intolerantes que le quitaron la vida a un hincha de Millos en una calle de la localidad de Ciudad Bolívar en el sur de Bogotá, el pasado jueves 2 de noviembre en las horas de la noche.

Álvaro Salazar Abril de 22 años de edad, al parecer salió a comprar unos cigarrillos a la tienda en el barrio Arabia, pero cuando regresaba se topó con unos tipos, quienes tras discutir con él, lo encendieron a puñal.

Doña María Flor, madre de Álvaro, intentó detener el castigo mortal que le propinaban al seguidor embajador, pero no fue posible y el muchacho prácticamente dio el último suspiro en los brazos de su progenitora.

Por:

La Cariñosa

RELATED POST