En un cementerio de la ciudad de Barranquilla apareció el cuerpo sin vida de uno de los empleados de la cafetería del Palacio de Justicia que se desapareció desde el día del holocausto en noviembre del año 985.

Ser trataba de Héctor Jaime Beltrán, al cual su familia lo estaba buscando desde hace 32 años pero en las últimas horas recibieron la noticia que su ser querido había sido sepultado en la capital del departamento del Atlántico con otro nombre.

Las labores de identificación las realizaron los forenses del instituto de Medicina Legal con el apoyo de agentes especiales de la Fiscalía General de la Nación.

RELATED POST