Un hombre murió baleado hacia las 8 de la noche del pasado miércoles en la localidad de Usaquén en el norte de Bogotá.

El coronel Javier Aya dijo en Radio Uno de RCN que al parecer un problema de vecindario originó la muerte a plomo de este parroquiano, que no pudo ser identificado por falta de documentación.

El oficial de Inspección y Vigilancia de la MEBOG comentó en el Noticiero de Uno que el criminal huyó de la zona pero a esta hora es buscado por agentes especiales, gracias a videos captados por cámaras de seguridad instaladas en el sector.

Por:

La Cariñosa

RELATED POST