Dos pillos fueron sorprendidos en la localidad de Suba en el noroccidente de Bogotá en las horas de la noche del pasado jueves con dos armas de fuego en su poder y además con una buena cantidad de vicio.

El coronel William Zubieta comentó en Radio Uno de RCN que los individuos al parecer son jíbaros de una tenebrosa banda de tráfico de estupefacientes de la zona y hasta estarían dedicados a los homicidios.

El oficial de Inspección y Vigilancia de la MEBOG manifestó en el Noticiero de Uno que uno de los retenidos, según la investigación, hacía poco había salido de la cárcel, luego de pagar una condena.

Por:

La Cariñosa

RELATED POST