Los guardias fronterizos turcos encontraron a una mujer dentro de una maleta cuando esta pasaba por uno de los puestos de control de la aduana. La valija era trasladada por un hombre de 24 años que se dirigía de Turquía a Uzbekistán.  

Según indican los medios locales, la policía notó que el equipaje pesaba demasiado por lo que le notificó a su dueño que debía revisarla. En las imágenes que quedaron registradas en un video, se ve cuando el uniformado abre la maleta negra y para su sorpresa estaba la joven de 27 años acurrucada.  

El hombre no identificado que llevaba a la mujer de esta manera fue detenido en un punto de control ubicado en la carretera fronteriza de Sarpi.

Tras el inesperado descubrimiento, las autoridades aseguraron que les pareció muy extraño que dicha mujer usará el arriesgado y poco usual método para ingresar a su país natal, ya que la relación entre Uzbekistán y Turquía ha mejorado recientemente y los ciudadanos uzbekos no suelen necesitar una visa para una estadía de 30 días, pero, supuestamente la joven tenía prohibido el ingreso al país durante cinco años.  

Tanto la mujer como el hombre fueron detenidos y dispuestos antes los tribunales.

Una situación similar se presentó en el mismo lugar en el año 2015, cuando la policía de migración capturó también a una mujer de 22 años intentado ingresar a Turquía de la misma manera, dentro de una maleta.  

Tras detenerla e interrogarla, la joven aseguró que tenía prohibido entrar a dicho país después de ser declarada culpable de una ‘ofensa’ no especificada.  La policía detuvo a la pareja, pero a las horas fueron liberados y enviados a Giorgia. 

Fuente Sistema Integrado Digital

RELATED POST