Un niño de tres años resultó con graves heridas tras ser atacado con ácido, según informaron las autoridades inglesas.

El lamentable hecho se registró en una tienda ubicada en Londres el pasado sábado, cuando una mujer junto a su hijo se encontraba en el lugar realizando unas compras. Gracias a las cámaras de seguridad del lugar, la policía pudo ver a tres hombres entrar al establecimiento y dirigirse hasta donde se encontraba la mujer.

Sin mediar palabras, uno de los hombres le roció al menor de edad una sustancia corrosiva, generándole heridas en su rostro y uno de sus brazos.  

Según los testigos, la madre del niño lo tomó en sus brazos y corrió por toda la tienda buscando ayuda mientras gritaba “¿Qué le has hecho a mi bebé?”. A los pocos minutos una ambulancia llegó para brindarle los primeros auxilios al infante.

De inmediato las autoridades iniciaron el proceso de investigación y búsqueda de los victimarios, logrando capturar a tres de ellos a las pocas horas, y un cuarto hombre un día después.  

El móvil que se manejó en un primer momento fue el ataque por motivos raciales, sin embargo, el Superintendente en Jefe, Mark Travis, quien dirige la investigación, insinuó hoy que el motivo detrás del ataque con ácido puede haber surgido de una ‘disputa entre comunidades‘, reseñaron los medios británicos.

En cuanto al tipo de líquido que usaron los delincuentes, los especialistas aseguraron que aún desconocen de qué se trata. “La sustancia que se usó es ácida o alcalina ya que le causó fuerte lesiones al menor; estamos descubriendo la naturaleza de la sustancia como parte de la investigación“.

El niño y su madre se encuentran bajo protección policial, ya que las autoridades temen por sus vidas.  

Fuente Sistema Integral Digital

RELATED POST