Un hombre chino de 31 años fue condenado hoy a muerte por haber asesinado a su esposa y haber mantenido su cadáver tres meses metido en un congelador, informaron los medios locales.

De acuerdo con el Tribunal Popular Intermedio No.2 de la ciudad de Shanghái (este del país), Zhu Xiaodong se declaró culpable de estrangular a Yang Liping en su casa el 18 de octubre de 2016.

Después de matarla, envolvió el cuerpo en una colcha y lo escondió en el refrigerador durante 105 días, durante los cuales se hizo pasar por su esposa en las redes sociales y envió mensajes de texto a sus padres y amigos.

Zhu se entregó a la policía el 1 de febrero de 2017, confesó haber matado a su mujer y expresó su arrepentimiento ante el tribunal.

El asesino dijo que estaba “dispuesto a aceptar todos los castigos de acuerdo con la ley”.

El juicio arrancó el 29 de noviembre de 2017 y en él el padre de Yang, Yang Ganlian, dijo que la familia no quería una disculpa o compensación, sino justicia.

Fuente EFE

RELATED POST