A la cárcel fue enviado un hombre identificado como Robinsón García Díaz, quien habría abusado de varios menores mientras los tatuaba. 

La Fiscalía le imputó a García los delitos de acceso carnal violento con menor de 14 años agravado y pornografía con persona menor de 18 años. 

De acuerdo con la investigación, el hombre habría aprovechado su condición de artista para exigirle a sus víctimas menores de 13 años tener relaciones sexuales con él, ofreciéndoles a cambio tatuajes. 

De igual modo, el ente acusador señala que el implicado, presuntamente, suministraba a los menores sustancias alucinógenas y luego les marcaba su nombre o las iniciales en su cuerpo. Acto seguido los fotografiaba y subía las imágenes a las redes sociales. 

El presunto abusador, quien era buscado por las autoridades por cerca de año y medio, fue capturado por miembros del CTI  y un soldado de la Tercera Brigada del Ejército en el  barrio San Antonio de Tuluá. 

La orden de captura contra Robinsón García Díaz fue expedida por un juez penal promiscuo del municipio de Bolívar. 

Fuente
Sistema Integrado Digital

RELATED POST