Las autoridades en el departamento de Santander alertaron por las nuevas modalidades de abuso a la mujer. Varias jóvenes en la ciudad de Bucaramanga estarían siendo drogadas para posteriormente ser abusadas sexualmente.

El caso de una adolescente, quien al parecer fue víctima del uso de escopolamina y posteriormente fue abusada por dos hombres, encendió las alertas de la Policía.

De acuerdo con las primeras investigaciones, los presuntos delincuentes engañaron a la adolescente diciéndole que tenía excremento de ave sobre su cabello,para posteriormente usar un pañuelo impregnado con una sustancia química y drogarla.

Ivonne Rondón, secretaria del Interior del municipio de Girón, indicó que la Fiscalía General investiga el posible abuso a la víctima y la existencia de otros casos similares.

“Una jovencita sale de su institución educativa y al esperar que su papá la recoja, le dicen unas personas que supuestamente le cae heces de pájaro (…) le echan agua y le prestan un pañuelo para que ella se limpie el agua del rostro y así sucede”, explicó la funcionaria.

A raíz de esta situación, las autoridades optaron por implementar una campaña de prevención para evitar que casos como este, vuelvan a ocurrir en la ciudad.

“Con el Gaula y la Policía Nacional iniciamos campañas en las instituciones educativas en donde les vamos a dar a conocer de esta nueva modalidad y de cómo los abordan para poder prevenir este tipo de hechos tan lamentables que se nos están presentando en Girón”, aseguró Ivonne Rondón.

Fuente Sistema Integrado de Información

RELATED POST