Según las autoridades la víctima tenía un disparo en la cabeza, el cadáver venía arreglado para el sepelio por parte de una funeraria de Venezuela.

El secretario de seguridad ciudadana de Cúcuta Mauricio Franco aseguró que: “este cuerpo fue trasladado por los pasos ilegales, una zona complicada en materia de seguridad, a quien se le practicó la necropsia en el vecino país por el médico forense Jorge Hernández Peñaloza y preparado por una funeraria para el traslado a Colombia en donde lo esperaba su hermano”.

Diego Armando Hernández murió en un hospital de Mérida en territorio venezolano, producto de un impacto de bala que destrozó el cráneo el pasado 23 de julio.

La Policía, dijo que hubo un acuerdo entre las funerarias de Mérida y Cúcuta para la entrega y recibimiento del cuerpo, pero en momento que atravesaron la frontera no se realizó ningún encuentro, y se decide abandonar el cuerpo por uno de los pasos ilegales y no por los puentes internacionales como debe ser.

Posteriormente las autoridades realizaron el traslado del ataúd a Medicina Legal en Cúcuta, en donde un familiar de la persona fallecida entregó una entrevista de lo sucedido.

El cuerpo fue trasladado a Sincelejo, allí se realizarán las honras fúnebres del joven colombiano asesinado en Venezuela.

Sistema Integrado de Información. 

RELATED POST