A extinción de dominio fueron sometidas 29 casas que se tomaron la Policía Metropolitana de Bogotá y la Fiscalía General de la Nación, las cuales eran utilizadas por las bandas criminales para vender vicio y hasta comercializar artículos robados como teléfonos celulares.

(MIRE TAMBIÉN: Borracho encendió a golpes a humilde cuidadora de carros)

Dichas estructuras están ubicadas en las localidades de Los Mártires, Santafé yUsme en el sur de la capital del país.

El general Hoover Penilla, comandante de la MEBOG dijo que gracias a un trabajo investigativo de varios meses, se logró ubicar a estos delincuentes y sus guaridas en donde cometían los delitos.

RELATED POST