Atención Bogotá… Una patrullera recibió un disparo con pistola de balines y un oficial fue arrastrado más de seis metros por “irresponsables” conductores que hacían carreras clandestinas.

Sobre las dos de la madrugada se registró una persecución por parte de la Policía contra más de 200 carros de piques ilegales por lo que dos uniformados resultaron heridos.

 

“Tuvimos una situación compleja por los irresponsables de los piques ilegales, en hechos que dejaron dos uniformados heridos y seis vehículos inmovilizados”, dijo la capitán Karina Londoño, oficial de servicio de la Policía de Tránsito.

El primer caso se dio en la Av Boyacá con Calle 170, en el norte de Bogotá en donde una patrullera fue atacada con una pistola de balines y quedó gravemente herida en su rostro.

Minutos más tarde, un subteniente de tránsito fue arrastrado más de 6 metros por un vehículo de los que participaba de los piques, en el sector de la Calle 65 con Carrera 60, al occidente de la capital.

En ese mismo punto otro de los vehículos chocó una patrulla de la Policía de Tránsito al tratar de escapar.

Las personas detenidas serán judicializados en las próximas horas, entre tanto, se mantiene la búsqueda del hombre que disparó contra la uniformada.

RELATED POST