Padres de familia de niñas y niños que asisten a un jardín infantil en la localidad de Fontibón, en el occidente de Bogotá, elevaron denuncias y prendieron las alarmas por el abuso sexual del que habrían sido víctimas varias menores de edad por parte de un profesor.

Según las informaciones que han revelado los propios padres, el caso estalló en el mes de noviembre cuando una de las niñas, de cuatro años, fue llevada al hospital de la localidad por una infección y allí descubrieron que esta situación se debía a un abuso sexual.

En la denuncia los padres señalan que la Secretaría de Integración Social, que inauguró el jardín en el año 2014, no les ha dado un acompañamiento debido y que –incluso- se han sentido “amedrentados” por parte de los funcionarios de la entidad distrital.

“El 23 de noviembre nos llamaron al papá de mi hija y a mí para una reunión urgente en la subdirección local donde estaba la sicóloga, la coordinadora y varias personas de la entidad de Integración Social. No comentaron que se había presentado un caso de abuso sexual en el jardín, que ya habían encendido las alarmas y que la niña en uno de los relatos nombra a mi hija”, contó a RCN Radio Melisa, la madre de una de las menores que habría resultado afectada.

El Hospital de Fontibón, donde fue atendida la primera niña que desveló toda la situación, reportó el caso a la Fiscalía, ante la cual la mamá de la menor a radicó una denuncia. Cuando el organismo entrevistó a la niña, ella explicó lo que había pasado y dio los detalles  y nombres de otros dos menores, todos de cuatro años.

El abusador –según las denuncias- sería un profesor de este jardín infantil, quien había ingresado allí en abril de este año y quien fue desvinculado tan pronto se destapó el caso.

“En ese momento no nos dijeron nada más, que nos teníamos que quedar callados y que no debíamos indagar ni con los padres de familia ni con los profesores y que se comunicaban con nosotros si la Fiscalía o Bienestar Familiar les daban alguna noticia. Pero pasaron 15 días y no nos dijeron nada”, aseguró Melisa, la mamá de una de las menores.

Aseguró, por ejemplo, que las directivas del jardín infantil no reunieron a los papás para contarles lo que había pasado y que Integración Social no les ha hecho ningún tipo de acompañamiento para darle evolución al caso.

“Yo fui (a la Fiscalía) y me dijeron que Integración Social no había puesto ninguna denuncia; las hemos hecho nosotras individualmente, porque por parte de Integración Social no ha habido un acompañamiento”, añadió Mellisa.

Y agregó: “Hasta el momento no ha pasado nada, no nos han dicho nada y yo quiero hacer esta denuncia pública porque es gravísimo el manejo (…) En la subdirección local de Integración Social a mí me han amedrantado, no quieren hacer pública la noticia, no quieren decirle a los otros papás lo que ha pasado porque hay otros niños involucrados; Perdóneme pero se lavaron las manos completamente”.

Fuente
RCN Radio

RELATED POST