Andrés Escobar, gerente del Metro de Bogotá, dijo que el Metro de Bogotá sí será una realidad, pese a la poca credibilidad que tenga ante la ciudadanía.

“Estamos acostumbrados al escepticismo después de tantos anuncios. Es más, nos reta el escepticismo”, aseguró Andrés Escobar, quien dijo que la obra está garantizada independientemente de quién sea el presidente de la República o el alcalde de Bogotá. Según explicó, existe una junta directiva de nueve personas y cuando cambia la administración, bien sea de mandatario del país o de la ciudad, modificarán a tres integrantes.

Escobar también dijo que el metro de Bogotá quedó con recursos hasta el año 2048 por cuenta de la ayuda que suministrarán “bancos de desarrollo, no son bancos comerciales. Ellos miran cuál es su infraestructura, sus políticas ambientales”. Dichas entidades son: el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Mundial (Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento) y el Banco Europeo de Inversiones (BEI).

Así las cosas, dijo el gerente del Metro de Bogotá, en un año se sabrá quién se encargará de la obra. Con estos recursos se cubrirá el desarrollo de las obras entre los años 2019 y 2020 y está previsto celebrar futuras operaciones para cubrir el resto de la construcción, que se espera tome hasta el año 2024.

El contrato que resulte del proceso de selección, que inició el 6 de agosto de 2018, será modalidad concesión integral, que incluye los diseños constructivos, la financiación parcial, la construcción y proveeduría, la operación, el mantenimiento y la posterior reversión a la ciudad.

En particular Los créditos están destinados para diseños de construcción, obras del patio taller y el viaducto, traslado de redes de servicios públicos, demoliciones, planes de manejo de tráfico, actividades para la reconfiguración temporal o definitiva de las vías que hacen parte del trazado del metro, adquisición y gestión de predios y la interventoría de esta obra que en los primeros 30 años de operación reducirá en 1,3 millones de toneladas las emisiones de C02.

La estructura financiera contempla una inversión total de USD4.400 millones, de los cuales USD700 millones están destinados para la adquisición predial, traslado de redes y PMO.  Los USD3.700 restantes corresponden al Contrato de Concesión Integral, distribuidos en USD2.600 millones que pagará progresivamente la empresa Metro al Contratista, y USD1.100 que éste debe aportar de su propio capital, para la financiación parcial del proyecto, principalmente en los relacionado con los componentes importados.  Se espera que los participantes reciban apoyo financiero de los gobiernos de sus propios países. La inversión que el contratista realice por su cuenta la recuperará en 20 años,  durante la etapa de operación.

“En agosto de 2019 tendremos la empresa que va a ejecutar y en 2024 estarán rodando los trenes”, dijo Escobar, al asegurar que la obra no tiene reversa.

Fuente LA FM

RELATED POST