Hace unas semanas RCN Radio dio a conocer un caso de atraco masivo al interior de un bus de Transmilenio en la Autopista Norte efectuado, al parecer, por ciudadanos venezolanos.

Todo parece indicar que ésta se convirtió en una de las modalidades predilectas de los delincuentes, ya que en la noche de este martes se registró un nuevo caso, esta vez cerca a la estación de la Calle 22 de la troncal de la Avenida Caracas.

Los hechos fueron denunciados por varias víctimas del atraco y por el conductor del articulado. Según los testigos, los asaltantes estudiaron a los pasajeros varias cuadras antes de decidirse a robar a siete personas cuando el bus estaba con las puertas cerradas, despojándolas de sus celulares y dinero en efectivo.

Según las primeras indagaciones se trataría de una banda que opera entre las estaciones de la Avenida Jiménez y Calle 26, en el centro de Bogotá. Los hechos se registraron horas después de que el Distrito anunciara que se reforzaría la seguridad en Transmilenio por medio de 650 policías que se ubicarían en diferentes estaciones.

No sería la primera vez que se emplea esta modalidad de robo en el sector. El pasado 15 de julio se registró otro caso en el que un grupo de entre 10 y 15 personas entraron a la fuerza a un bus que esperaba el cambio de un semáforo para luego asaltar a usuarios del sistema cerca a la estación de la Calle 19.

Por el momento se desconoce si los tres casos registrados en menos de un mes corresponden al mismo grupo delincuencial o si se trata de hechos aislados bajo la misma modalidad de robo.

Lo que sí es claro es que en los tres casos las autoridades no lograron frustar el robo pese a que las víctimas dieron aviso a los uniformados de los hechos.

Varias veces los conductores de los articulados han denunciado que el tiempo de reacción de la Policía en estos casos no el ideal, y que al llegar al lugar de los hechos, los delincuentes ya han escapado.

Fuente Sistema Integrado Digital

RELATED POST