Floralba Ramírez de 46 años de edad, después de luchar por más de 6 años con una lesión ulcerativa en su pierna izquierda, que la tuvo a punto de generarle una amputación, se salvo gracias a una terapia alternativa. Ahora se recupera satisfactoriamente en la unidad de servicios de salud Primero de Mayo.

Según el diagnóstico médico de este centro de salud, la paciente acudió a esta Unidad de Servicios de Salud al sur de la ciudad, con una lesión de 20 cm de largo por 4 cm de ancho en su pierna izquierda, con presencia de dermatitis severa, secreción purulenta local, coloración oscura y dolor, por lo que se decidió iniciar un trabajo de terapia alternativa, a pesar que lo más fácil era amputarle la extremidad. 

“Hace año y medio la paciente inició tratamiento, se le brindó manejo homeopático y bota de ozono, se instruyó en realización de curaciones en casa y otros cuidados, permitiendo que, poco a poco, se reconstruyera el tejido, disminuyera el tamaño de la lesión y el dolor”, afirmó Guillermo Rubio, médico del centro medico al sur de la ciudad.

Por su parte, Floralba Ramírez dijo “agradezco a los médicos por toda la atención prestada, ya no siento casi dolor, es un trabajo constante, pero gracias a Dios hoy ya se ven los resultados, mi pierna ha sanado, casi completamente, y sin duda cambió mi vida”.

Según cifras de la Secretaría de Salud se han atendido en esta zona de la ciudad a 2.380 pacientes con terapias alternativas y en lo que va corrido de este año se han tratado 1.200 usuarios. Todo esto con el fin de evitar hacer operaciones muy riesgosas, que más adelante puedan limitar la vida de estas

Fuente Sistema Integrado Digital

RELATED POST