La Policía Metropolitana de Bogotá capturó un sujeto que se encontraba en un articulado manoseando a otro hombre.

Las autoridades bajaron al sujeto en la estación de Transmilenio de la Alquería, en la troncal de la NQS, al sur de la capital colombiana.

Este es uno de los pocos reportes de hombres abusados en el sistema Transmilenio, toda vez que la mayoría de las víctimas son mujeres. Diariamente se reciben siete denuncias por acoso sexual al interior de las estaciones de Transmilenio o en los mismos buses. 

Desde el Concejo de Bogotá, Olga Rubio pidió a la Corte Suprema de Justicia tipificar los ‘manoseos’ como acoso sexual, ya que implica mayores sanciones ante los estrados, y no como injuria por vía de hecho, pues esto permite que los agresores salgan libres en pocas horas.

Cabe recordar que el pasado 3 de septiembre una mujer grabó y bajó a su acosador del articulado. En esta oportunidad a la víctima no le ayudaron quienes se encontraban en el bus, ni un agente de Policía se encontraba cerca.

Los hechos se presentaron cuando la mujer iba de pié en el articulado que se dirigía hacia el sur de la ciudad. Ella empezó a sentir que alguien la estaba manosenado y mientras esto sucedía fue analizando cómo retener al sujeto para entregarlo a las autoridades.

Fue allí cuando sacó su celular y empezó a grabar los instantes en los que era acosada y posteriormente el momento en el que retuvo al hombre esperando la estación en la que hacia presencia la Policía.

Según las autoridades correspondientes, el hombre fue judicializado en la URI de la localidad de Puente Aranda, en donde pasó a disposición de la Fiscalía General de la Nación.

Fuente Sistema Integrado Digital

RELATED POST