Un grupo de ciudadanos denunciaron en las redes sociales un inusual hecho en las instalaciones de una tienda de la cadena de cafeterías y panaderías Tostao.

En imágenes quedó registrado el momento en que unos zapatos se encontraban en el interior de uno de los hornos en los que se preparan los diferentes productos. Al parecer, estos elementos fueron dejados allí por un empleado con el fin de secarlos.

Los hechos ocurrieron en la sede ubicada en la Universidad de La Salle en La Candelaria, Bogotá. Los usuarios y clientes manifestaron su indignación por las redes sociales.

 

Luego de recibir las denuncias, Tostao se pronunció por medio de un comunicado, anunciado medidas por los problemas de higiene presentados en la tienda:

Lamentamos el hecho presentado el día de hoy, martes 30 de octubre, en una de nuestras tiendas, donde un colaborador incumplió los protocolos de calidad y de la operación”.

Y añadió: “Frente a esta situación, hemos tomado las medidas internas necesarias con el propósito de asegurar los estándares de producción en nuestros establecimientos, haciendo frente a este hecho puntual que desvió los rigurosos procedimientos internos establecidos”.

Una de las medidas que se tomó fue el cierre del punto de venta en el que se presentaron los hechos. De igual forma se anunció un proceso de verificación interno para estudiar el comportamiento del empleado, así como determinar si hubo venta de alimentos contaminados.

Finalmente la compañía se disculpó por lo sucedido: “Habiendo tomado las medidas necesarias, queremos presentar excusas en nombre de la compañía y de la persona que incurrió en esta falta, y reiteramos nuestro total compromiso con los procesos de calidad a favor de nuestros clientes”.

Fuente Sistema Integrado Digital

RELATED POST