La preocupación por las difíciles condiciones de seguridad en Bogotá es uno de los temas que mayor preocupación suscitan entre los ciudadanos. Así lo demuestran las cifras de percepción que en septiembre de 2017 advertían que se pasó del 41 al 50% en este ítem.

Con esta alarmante cifra hay hechos de inseguridad que resultan ser insólitos frente a la situación que se vive en diferentes barrios de la capital. Y es algo que quedó en evidencia en el robo a unos policías que prestaban sus servicios entre la noche del lunes y la madrugada del martes.

De acuerdo a lo trascendido, a los uniformados les quitaron sus armas de dotación y los equipos de comunicación mientras estaban haciendo la ronda en un popular sector de la localidad de Ciudad Bolívar.

Según los policías, un grupo de delincuentes motorizados los interceptaron en una parte alta de esa localidad, conocido como El Esqueleto, para proceder a robarlos. Lo que se dice es que los delincuentes no respetaron a los uniformados que están en prestación de sus funciones en el CAI de Arborizadora.

Al margen de la versión de los policías, la institución inició la investigación del hecho para esclarecer qué sucedió realmente en este caso.

El coronel Ángel Acosta, comandante de la estación de Ciudad Bolívar, relató que en el momento en que el cuadrante se encontraba realizando actividades de registro y control sobre una zona semirrural, al querer realizar un registro a unos motorizados –luego de un forcejeo– se da la pérdida del armamento.

Desde que se conoció de este polémico caso hombres de la Sijin, unidades de inteligencia y la misma Policía adscrita a Ciudad Bolívar iniciaron la búsqueda de los delincuentes que robaron a los uniformados.

“Con unidades de policía judicial y de inteligencia se está recaudando el material probatorio para poder esclarecer este hecho”, aseguró el coronel.

Las pesquisas de las autoridades se han trasladado a los barrios El Paraíso y Arborizadora para establecer la identidad de los supuestos delincuentes que desarmaron a los policías. De momento se habla de contar con las primeras pistas del hecho.

No está descartado que los mismos uniformados protagonistas de este insólito suceso sean sometidos a la prueba del polígrafo para conocer si fue un descuido o un verdadero asalto.

Fuente Sistema Integrado Digital

RELATED POST