Poly Van der Glas es una australiana dedicada a la platería que tiene la particularidad de usar dientes y cabellos humanos para fabricar joyas de plata. Indudablemente sus creativas piezas hechas a mano fueron elogiadas en todo el mundo y ha sido reconocida y premiada por su trabajo. Muchos creen que esta mujer le ha dado una nueva perspectiva al mundo del reciclaje.

El proceso de fabricación es bastante tedioso: primero se recolectan los dientes cerca de Melbourne, Australia, y luego se traen muestras de cabello desde China e India. Luego se esterilizan y se incrustan en plata para hacer aros y anillos. El cabello se colorea o simplemente se diseña en cadenas plateadas para que luzca más atractivo.

En la galería de fotos te mostramos lo que hace Poly Van der Glas.

Fuente: Diarioveloz.com

RELATED POST