El estudio francés de diseño Zim and Zou creó un proyecto llamado “De vuelta a lo básico”, en donde con papel crean los aparatos electrónicos más representativos de los ochentas.

Las construcciones de los aparatos son muy reales, la única diferencia con los de la vida real son los colores.

RELATED POST