Las excentricidades en los Emiratos Árabes no tienen fin.

El famoso hotel Burj al Arab, único de siete estrellas en el mundo, ahora le ofrece a sus clientes un iPad recubierto de oro de 24 kilates para que lo utilicen durante su estadía

Pero este Ipad no es solo un lujo como parte del decorado, además del famoso logo de la manzana, tienen en su superficie el logo del hotel y la caligrafía árabe de su nombre en forma de vela.

Para justificar su uso, los iPads vienen con un software precargado que le permitirá al huesped tener una “experiencia interactiva”. Es decir, ofrece la misma información que en otros hoteles se puede consultar en el directorio de papel, de las habitaciones, o datos prácticos sobre los restaurantes y servicio privado de comidas, el horario de las cuatro piscinas que hay en el edificio o la disponibilidad del helicóptero privado para el traslado al aeropuerto.

¿Lo quieres tener? Fácil, tendrás que pagar la bobadita de 7.000 euros.

RELATED POST