¡Esta pobre vieja fue capaz de dejar un trabajo con su cuasi-amante por irse a otro camello para luego quedar sin la panadería y sin el queso! Todo el cuento en Los Sentimientos de Uno con Caliche El Culebrero #Vácielo

RELATED POST