Mafioso atrapado por policías disfrazados de repartidores de pizza

Policías disfrazados de repartidores de pizzas detuvieron a uno de los jefes de la Camorra, la mafia napolitana, prófugo desde 2013, mientras veía el partido Inter-Nápoles por la televisión.

La policía logró detener a «uno de los cien criminales más peligrosos de Italia», Roberto Manganiello, de 35 años, jefe de uno de los clanes afiliados a la Camorra.

El peligroso mafioso fue detenido junto a una joven, con la que se encontraba en uno de sus escondites, viendo el partido entre Nápoles y el Inter de Milán.

Los policías, disfrazados de repartidores de pizza, entraron en el apartamento donde Manganiello, no estaba armado y no opuso resistencia.

mafioso