¡Los perros del curro no eran perros eran ranas!