Le mandó fotos hot a su esposo y le costaron el divorcio

Una mujer quiso desearle buenas noches a su esposo, con un par de fotos eróticas que le envió con Snapchat. Contrario a lo que ella pensaba, al hombre no le gustó el regalito.

Lo que pudo ser una travesura erótico, rápidamente se convirtió en un divorcio. Pues el hombre obtuvo una prueba definitiva de la infidelidad de su esposa.

La mujer posó en ropa interior desde un cuarto de hotel, donde debía quedarse a pasar la noche, sin embargo lo que le llamó la atención a su esposo fue un par de botas que habían en la foto.

El hombre inmediatamente le recriminó a la mujer, diciéndole que ella era una infiel al estar con otro hombre. Por culpa de esta foto la pareja se divorció.