Le indignó ser atendida por una extranjera y no un compatriota

En un mundo dónde las economías globales generan desempleo y migración de personas a otros países, una mujer chilena tuvo que ser atendida en una droguería de su país por un extranjero en lugar de un compatriota suyo.

Hecho que le causó molestia e indignación a tal punto que a punta de ofensas y humillación exigió las disculpas al establecimiento: “Yo quiero que aquí me den las disculpas por estar con gente extranjera en vez de un chileno. Porque yo quiero un chileno que me atienda”.

>>>MIRA EL VIDEO ACÁ<<<