La razón por la que la flecha del ratón siempre está inclinada

La solución se remonta a los años 60, cuando la baja resolución de las pantallas fue definitiva.

Interaction Design presentó un trabajo en el que explica las razones por las cuales la flecha del ratón, o mouse, siempre está inclinada.

De acuerdo con el estudio, Douglas Englebart, inventor del ratón del ordenador y pionero en el desarrollo del correo electrónico, comenzó a desarrollarlo en la década de 1960 y terminó por patentar en 1970. Por aquel entonces consistía en una simple carcasa de madera que cubría dos ruedas metálicas.

Se trataba de un dispositivo que el usuario podía desplazar con la mano y trasladar el correspondiente movimiento a la pantalla. El concepto de Engelbart, que por entonces trabajaba para el Instituto de Investigación Stanford, en Menlo Park (California), fue materializado por los ingenieros de Xerox con forma de pastilla de jabón y bautizado como ratón (mouse, en inglés).

La noción de operar el interior de una computadora con una herramienta situada en el exterior fue revolucionaria, aunque el aparato no estuvo a la venta hasta 1984, acompañando al Macintosh de Apple. Previamente había aparecido junto a la Xerox Star 8010.

Y fue justamente Xerox quien detectó el inconveniente de que la flecha del cursor recta se confundía entre los elementos de la pantalla, que por entonces era de baja resolución. Por esa razón, decidieron inclinarla, tal cual luce ahora. Cuenta el informe que se pensó en hacer una flecha más grande, pero tal propuesta fue descartada.

La firma Apple hizo del ratón una seña de identidad estándar en los ordenadores Macintosh y con el desarrollo de Windows pasó a formar parte habitual de los PC. Sin embargo, la patente tuvo validez por 17 años y en 1987 la tecnología pasó a ser de dominio público, lo cual impidió que Engelbart se beneficiase de las ventas del ratón en su momento de máximo apogeo.

El 4 de julio de 2013, el mundo lamentó la muerte de Douglas Englebart, quien dejó algo que muchas veces pasa desapercibido para los usuarios, pero es fundamental para cualquier persona al frente de un ordenador.

Con información de LA F.m