¡Jugó con fuego y salió quemao’!