Hermano de Rafael Uribe reveló su versión sobre el crimen de Yuliana Samboní

Después de más de diez días de la muerte de Yuliana Samboní, quien fue abusada y asesinada por Rafael Uribe Noguera, su hermano Francisco Uribe reveló su testimonio sobre lo sucedido el 5 de Diciembre, fecha en la cual se encontró a la menor en un apartamento en el sector de Chapinero.

Francisco Uribe en entrevista concedida a la Revista Semana indicó que dio el testimonio incluso en contra del consejo de sus abogados defensores, quienes por recomendación le indicaron a los hermanos Uribe Noguera no dar declaraciones.

Rafael Uribe Noguera / Foto Colprensa

Según Francisco Uribe, cuando fue notificado por el Gaula sobre la desaparición de la menor y donde se veía involucrado un vehículo de propiedad de su esposa se dirigió al edificio, por petición de la hermana de Uribe, quien había recibido una llamada del confeso agresor, donde éste le indico que estaba con una amiga y que el vehículo estaba en el parqueadero del edificio ubicado en la calle 66.

Uribe Noguera dijo:

“Mi esposa llegó a ese apartamento y el portero le dijo que Rafael no estaba y el carro tampoco. Sin embargo, lo llamó por citófono, lo cual le pareció raro porque un portero no tendría que buscar a alguien si sabe que el apartamento está vacío. Ante esa reacción, Laura le contó a mi hermana y ella a mi mamá con un poco de preocupación, y le pidió que fuera ella al apartamento de la 66. Al llegar mi mamá allá, el portero nuevamente dijo que no había nadie y que el carro no estaba ahí”.

Según la versión de Francisco Uribe, el celador (quien después fue encontrado muerto en su casa), tenía una actitud sospechosa y tuvo un altercado con su hermana Catalina Uribe, luego de negarse a dejarla entrar al edificio.

Finalmente Catalina Uribe logró entrar pero según su hermano Francisco, las llaves que tenía del apartamento no le funcionaron, por lo cual no pudo ingresar.

En este sector del norte de Bogotá fue encontrado el cuerpo de la niña de Yuliana Samboní / Foto Colprensa Diego Pineda

Francisco Uribe indicó que horas después llegó al edificio y se vio obligado a ingresar por una terraza.

“Al llegar le pregunté al portero por mi hermano y por el carro, y por primera vez él reconoció que mi hermano estaba en el apartamento y que le había pedido el favor de dejarlo parquear en el segundo sótano. Fui a buscar el carro y cuál no sería mi sorpresa cuando lo abrí y vi el zapato de una niña. Ahí se me paralizó el corazón y decidí subir y tratar de entrar al apartamento”, indicó Uribe a la revista.

Uribe agregó: “Finalmente entré a la terraza y miré a través de una claraboya y lo único que ví dentro del apartamento fue una botella de aguardiente y varias colillas de cigarrillo sobre el suelo. Mientras tanto mi hermana continuaba afuera golpeando e insistiendo que Rafael le abriera la puerta. Yo comencé a gritarle a mi hermano y como nunca contestó, me tocó treparme por el muro que divide el segundo piso de las escaleras que llevan al primero. Finalmente entré”.

Según Francisco Uribe, él habría llegado al lugar después de las cuatro de la tarde y finalmente logró ingresar una hora después.

Con respecto a las versiones de las autoridades quienes han manifestado que la menor Yuliana Samboni fue bañada en aceite, para presuntamente borrar las huellas de lo sucedido, Francisco Uribe indicó que el uso de aceite por parte de su hermano era un comportamiento “habitual”, cuando bebía y consumía drogas.

“La verdad es que nosotros veníamos conviviendo con eso desde hace muchos años. No sé por qué lo hacía, pero mi hermano en el pasado cuando tomaba mucho y consumía droga se untaba de aceite, con lo cual dañaba cosas (especialmente ropa) e indignaba a toda la familia. Por esas conductas irracionales mis papás muchas veces lo llevaron a centros de rehabilitación, lo acompañaron a reuniones de alcohólicos anónimos, psiquiatras y psicólogos, pero él siempre evadía el tratamiento”, aseguró Uribe.

En este vehículo habría sido transportada la niña asesinada en Bogotá / RCN Radio

Según el hermano mayor de Rafael Uribe Noguera, la familia se enteró de que la niña tenía aceite cuando las autoridades ofrecieron los detalles.

Francisco Uribe dijo que su hermano le confesó el crimen cuando se dirigían hacia una clínica y que su reacción no fue informar al Gaula pues quedó en shock. Así mismo aseguró que mientras su hermana y él estuvieron en el apartamento con Rafael Uribe, nunca se dieron cuenta de que la menor estaba muerta allí.

Con respecto a las versiones que han dicho que ellos habrían tratado de “esconder” el crimen llevando a su hermano a una clínica psiquiátrica, Uribe indicó que lo llevaron allí inicialmente debido a que estaba drogado.